Yure

MI PRIMERA CRISIS, VOL. 2.



Nada de esto tiene sentido. Ni el sol, ni el azúcar de los roscos, ni las sonrisas de los niños que me cruzo por la calle.

 

Nada tiene lógica. Ni yo, ni lo que me rodea, ni nada de lo que piso o toco. Ni la gente con la que ahora me junto. Nada.

 

Antes era mejor; tenía el sol, a Miles Davis y a una guitarra que solía torturar regularmente ante los oídos de un experto guitarrista flamenco. Tenía la libertad, y aquella sonrisa por las mañanas que se te dibuja desde el alma.

 

Antes era mejor. Pero se lo han llevado. Ellos, los grandes, los que están arriba del todo. Me han secado la sonrisa con sus decretos leyes, con sus corrupciones, y su falta de amor hacia el pueblo. Y no sé si lo saben, pero sí sé que no les importa.

 

Y ahora estoy aquí, dando vueltas en círculo y buscando desesperada el lugar donde perdí yo mi sonrisa, dónde me dejé las ganas de vivir que arrastraban a la gente. Y hay más como yo. Y nadie sonríe. Sospecho que nuestra felicidad la han utilizado como morralla para rellenar los cimientos de algo similar a la lista Forbes.

Comentarios

ainss Vengo a conocerte y te encuentro tan triste. Pues no, que no te quiten la sonrisa, piensa en el canta y no llores o en la filosfía tántrica o en cualquier cosa, qué sé yo, todavía no te conozco como para darte consejos, faltaría más!

Añadir un Comentario: