Yure

BREVE APUNTE VESPERTINO




Resulta que tienes unos días duros tanto profesional como personalmente, y entonces llega el momento en que piensas que te va a dar algo, que no puedes más. Eres cuidadora de discapacitados, o algo así, y uno de ellos se acerca a ti. Te mira. Sonríe. Se te tira encima y te abraza. Así, sin más.

El lector medio generalmente pensará que le estás sosteniendo, como es normal. Sólo un observador avispado notará que en realidad es él quien te sostiene a ti. Qué escasos andamos hoy en día de actos puros.

Comentarios

No tan escasos, sólo hay que estar con ojos y corazón bien alerta, dispuesto y receptivo.

Añadir un Comentario: