Yure

TOUCHÉ



Hay muchas maneras de enfrentarse, depende cómo combinemos los elementos: dos personas, objetos de diversa índole, un escenario adecuado y más o menos distancia, dependiendo del arma utilizada.

Se suelen poner los adversarios enfrente, se miran. Se huelen, se observan. Escuchan los sonidos del cuerpo del otro. Si el adversario está muy nervioso, o excitado, se pueden oír sus latidos desde aquí.

Un error, una pequeña distracción entonces será fatal, y tendrás al otro con tu cuello a su merced. Por eso hay que entregar tus cinco sentidos a la lucha...

A veces dura más este momento, a veces dura menos. Hasta que uno de los dos ataca. Un montón de tiempo, sudor y jadeos después, la batalla acaba con ambos derrotados. O quién sabe, quizá ambos han vencido.

(Ése es, más o menos, el esquema de una batalla).

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: